Arranca el 2º Congreso Universitario y 1º Internacional del Deporte y la Cultura Física

“No es ajeno a la política, a la violencia ni a la desigualdad”, dijo amara Martínez Ruíz, titular de la CIGU, al inaugurar el cónclave.

Leonardo Frías Cienfuegos
Fotografías: DGDU

 

“La Universidad está en pleno proceso de transfonnación. Trabajamos para que sea un espacio libre de violencias, especialmente por razones de género. Celebro que esta discusión se dé también en el ámbito del deporte universitaiio”.

Así lo expuso Diana Tomara Martínez Ruíz, titular de la Comisión Coordinadora para la Igualdad de Género (CIGU) de la UNAM, al encabezar la puesta en marcha del 2° Congreso Universitario y 1 º Internacional del Deporte y la Cultura Física. “Equidad de Género e Identidades Sexo-Genéricas: una Mirada desde el Deporte Universitario”.

En el Auditorio 1 de la Unidad de Posgrado de Ciudad Universitaria, Martínez Ruíz aseguró que actualmente el deporte enfrenta importantes retos al cuestionar los esencialismos sobre los que se ha erigido.

“El deporte no es ajeno a la política, a la violencia ni a la desigualdad. El Mundial de Catar puede ser una buena muestra de todo esto: los jugadores de Irán se negaron a cantar el himno nacional de su país en protesta por la violencia que ese régimen ha desatado contra las mujeres iraníes, además de ver a la FIFA como una institución patriarcal muy marcada por la misoginia.”

Alejandro Femández Vare la Jiménez, titular de la Dirección General del Deporte Universitario (DGDU), señaló que deben superarse las desventajas históricas y sociales que impactan desfavorablemente a las mujeres en el deporte.

“Este año por su vital importancia abordaremos el proceso de la formación integral de todas las personas desde la perspectiva de la equidad de género e identidades sexogenéricas, y para ello se contempla un programa con más de 70 actividades, siete conferencias magistrales, seis mesas temáticas y 50 ponentes, quienes presentarán contenido vinculado con las políticas públicas e indusión en el deporte”.

Desean que este cónclave aporte conocimientos, promueva acciones, despierte inquietudes y permita avances sustanciales en favor de la igualdad de género en las actividades deportivas de la UNAM.

Androcéntrico

Al dictar la primera conferencia magistral, titulada "Dilemas éticos sobre los cuerpos en el deporte. Cultura, valores y deporte para todos”, Georgina Romero Gaeta, directora de Educación para la Igualdad de la CIGU, aseguró que la actividad física ejercita siempre la capacidad de transformación social, es una fuerza catalizadora “porque tiene poder sobre los cuerpos”.

Ante esto, continuó, es importante ahora combatir el esencialismo biológico, y esas características divididas de manera binaria, debido a que el deporte moderno surgió en un contexto androcéntrico y se promovió la visión de que el modelo de esta actividad era masculino, hegemónico y universal.

Romero Gaeta resaltó que el gran desafio de esta actividad es encaminarse hacia la igualdad. “No es sólo pensar en la inclusión, sino además en la paridad para las mujeres y las personas trans, que ocupen su propio lugar”.

En realidad, continuó, no se conoce la radiografia cromosómica de cada atleta, “por lo que no debemos detenemos si las africanas producen más testosterona que otras; se deben ampliar las categorías de competencia, porque éstas, femenil y varonil, se encuentran rebasadas”.

La conferencista compartió una cita de la filósofa española Atilana Guerrero Sánchez, quien asegura que “el depotte es un medio a través del cual se sostiene un ambiente violento en una sociedad, ya que es la sustitución sinmbólica de la guerra, y la mantiene a través de estrategias de regulación que no pretenden la no violencia, sino su mantenimiento en la competencia”.

Necesitamos, consideró Georgina Romero, verlo con mucho cuidado, pero sin el componente de la “agresión” no hay deporte, porque es un impulso natural, instintivo que nos permite sobrevivir.

“Hay que hacer los valores patriarcales a un lado para hablar de igualdad, de cultura de paz y deporte, y que el concepto de competencia se resignifique sin ver a los adversarios como enemigos, sino como iguales”, concluyó.

México DF, 24/11/2022

Más noticias