Hilario Ávila, el mejor entrenador de México

Asegura que el Premio Nacional de Deporte 2016 lo impulsa a seguir trabajando por el deporte para “personas no convencionales”

Nota: Armando Islas / Fotos: Jacob Villavicencio

Hilario Ávila Mejía, sensei del equipo representativo de judo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), le fue entregado el  Premio Nacional de Deportes 2016, en el rubro de entrenador, debido a los resultados que lograron sus pupilos en esta disciplina durante los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

El profesor universitario, con 36 años de experiencia dentro de este arte marcial, expresó su satisfacción por este reconocimiento que recibió por parte del Gobierno Federal, durante la ceremonia celebrada en el salón Manuel Ávila Camacho, de la Residencia Oficial de los Pinos.

“Estoy muy orgulloso de poder representar a la UNAM en este premio, tengo la camiseta puesta siempre y es la culminación a mi trayectoria profesional”, dijo.

Y es que para él, la entrega de este galardón supone una motivación para continuar con su labor como sensei.

“A raíz de mi nominación y al apoyo de las autoridades de la Dirección General del Deporte Universitario, muchos estudiantes y trabajadores se han acercado a querer practicar judo. Esto por supuesto que es muy importante, pues se trata de que la comunidad universitaria practique alguna actividad deportiva. Y en el caso de los entrenadores, a seguir trabajando para que formemos no solo grandes atletas, sino mejores personas”, señaló.

Durante la ceremonia oficial, el trabajo de Hilario Ávila fue reconocido por el presídium, donde particularmente, Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), le felicitó por las medallas áureas que Lenia Ruvalcaba y Eduardo Ávila, en las divisiones 70 y 81 kilogramos, respectivamente, lograron en Río 2016.

“A ellos dos los formé como judocas y por supuesto me alegra, sobre todo porque a raíz de esto tenemos proyectado, junto con la CONADE, darle mayor impulso al deporte para personas no convencionales. Queremos que crezca y esto es un parteaguas para ello”, compartió Hilario.

Por lo pronto, el entrenador de judo no quita el dedo del renglón: “Esto sigue, tenemos todavía mucho que hacer por el deporte en México, aportar con nuestro granito de arena, pues en nuestro país, como en nuestra Universidad, hay mucho talento”.

MĂ©xico DF, 24/01/2017

Más noticias