Úrsula Castillejos dominó el tenis dentro de la Universiada Nacional

‚ÄĘ La estudiante de la Facultad de Filosof√≠a y Letras compiti√≥ cuatro Universiadas y en todas se coloc√≥ dentro del podio.

Armando Islas
Fotos: Jacob Villavicencio y Fredy Pastrana

 

Cuando se habla del tenis en la Universidad Nacional Autónoma de México es referirse inmediatamente a Úrsula Castillejos Corzo, quien dentro de este deporte se ha consolidado como una de las máximas exponentes destacando, especialmente en la Universiada Nacional. 

Y es que ocho metales conseguidos en cuatro ediciones de la máxima justa deportiva universitaria, dos pares de oros e igual cantidad de platas, habla del dominio que la estudiante de Literatura y Arte Dramático en la Facultad de Filosofía tiene del deporte, el cual posicionó al tenis de la Universidad dentro de los primeros puestos del panorama nacional, situación no vista en estas competencias. 

Subcampeona en la modalidad singles, así como tetracampeona en dobles, con diferentes compañeros de equipo, Castillejos Corzo cerró en este 2016 su ciclo como deportista a nivel universitario. 

“Califico mi actuación en las Universiadas como excelente. Colocarse en el podio cuatro años seguidos no fue nada fácil,” señaló Úrsula.

Dice que el tenis lo trae en sus venas y es verdad porque proviene de una familia que lo practica. Desde que tomó por primera vez la raqueta cuando era niña, supo que éste era el deporte que practicaría toda su vida, no obstante confiesa que le hubiera gustado jugar futbol o voleibol. 

“Comencé por imitación al ver que todos en mi familia lo jugaban. Les pedí poder practicarlo y comencé a ir a clases. Desde entonces, al desarrollarlo y conocer a tanta gente en este medio, fue determinante para no inclinarme hacia otra disciplina”, aclaró. 

Sin embargo el idilio entre ella y el deporte blanco parecía que tendría una pausa, pues decidió que una vez iniciara los estudios en la Universidad lo dejaría de lado. Sin embargo, todo fue diferente. 

Fue la víspera de la Universiada 2013 cuando tomó de nueva cuenta la raqueta por convencimiento de Octavio Vázquez, entrenador de tenis en la UNAM, quien le motivó a competir de nuevo. Las medallas y los podios llegaron en consecuencia. 

“Esa primera Universiada creo que será memorable, pues además de los triunfos, me reencontré con gente que ya conocía de los torneos nacionales federados y volví a sentirme como en casa”, explicó Úrsula. 

Y es que el tenis ha influido en ella desde la organización de sus tiempos, hasta el cómo resolver problemas y mejorar su desempeño académico. Situaciones que dentro de la cancha son cotidianos, ha sabido ponerlos en práctica en su vida diaria. 

Por lo pronto, el ciclo de Universiada está terminado, pero no descarta en un futuro continuar compitiendo en otras competencias. Lo que es un hecho es que este periodo lo concluye de la mejor manera: como la mejor a nivel universitario pues sus ocho metales así lo avalan. 

“Estoy muy agradecida con Octavio Vázquez, quien me convenció para tomar de nuevo la raqueta y poder cumplir un sueño, que era competir en la Universiada Mundial (Corea del Sur 2015) y a la autoridades que siempre estuvieron al pendiente de mí en esta aventura. Por supuesto también con la UNAM porque es una de las mejores universidades del mundo”, concluyó Úrsula Castillejos Corzo.

México DF, 08/06/2016

Más noticias